Los jardines de tamaño reducido son también grandes jardines. Esta premisa nos conduce a crear espacios con un interesante diseño. La creación de terrazas con losas y juntas verdes; la delimitación de áridos de diferente tamaño y la estudiada selección de plantas confieren al jardín un carácter único y especial.