Su uso está muy extendido en la zona del litoral, puesto que permite cubrir las superficies impidiendo la invasión de las malas hierbas sin necesidad de crear zonas de césped cuya necesidad hídrica es muy elevada. Las cubiertas de gravas o marmolinas sobre una lámina de tela antihierbas es uno de los elementos básicos en la cultura conocida como Xerojardinería.

 

**Aridos**